El blog del Rodras

Siempre hay algo que contar…

Fin de semana en Monterrey

Posted by El Rodras en 9 septiembre 2010

Este fin de semana como todos los míos salimos de ruta, esta vez a Monterrey a conocer y cotorrear. Anduvimos de viernes a domingo en una ciudad que tiene muchos contrastes, lugares, mujeres y cerveza.
La ruta Ags-Mty es sencilla pero tiene su parte pesada, las pasadas son Zacatecas, Concha del oro, Saltillo y Mty. Hicimos de ida 5.30 hr y de vuelta 5 , solo hay una caseta en Zac. de 30 pesos y es un tanque de ida y uno de vuelta.

En Mty la calle constitución sigue en parte bloqueada a raíz del huracán que desbordo Sta. Catarina pero hay bastantes vías alternas.

En estas fechas hace bastante calor pero ha estado nublado.

La odisea comenzó el viernes 9:30 pm, llegamos a casa de la familia de mi perra el Choche donde nos trataron de lujo y bebimos Carta blanca como los dioses. Hubo carne asada, frijoles charros y karaoke. A eso de las 2 am y ya con varios inconvenientes borrachos nos dieron las gracias y tuvimos que tornar el cotorreo a una zona de poco prestigio pero mucha fama donde entramos a un lugar llamado Tangalay.
Cubeta tras cubeta nos dieron las 7 am y bebidos, cenados y consentidos nos fuimos a dormir un rato a casa de la abuela de Choche. A la mañana siguiente fuga a conocer el centro de la ciudad, la macroplaza, el marco, el teatro de la ciudad, palacio, Sta. Lucia, su enorme canal artificial y la fundidora con su parque. Caminamos como 3 horas bajo el sol y sin cerveza pero valió la pena el paseo.
Ya a eso de las 3,30 nos regresamos porque el plan consistía en ir a ver a los rayados y estar en el tec antes para conseguir un boleto. Además yo traía inconvenientes estomacales que apremiaban el retorno. El wey de Choche se perdió y nos paseó por hasta san Pedro y la madre… 2 hr de camino hicimos.
Ya en la casa pase al respectivo y nos apoyaron con unos burritos muy buenos. Echamos unas chelas con la familia y agarramos a riel al anciano pero ambientado estadio de los rayados, la meta era conseguir un boleto y no tuvimos que hacer nada, un wey ya nos esperaba como si lo supiera de antemano y entramos de volada. Llegamos poco más de una hora antes del juego y ya fue difícil encontrar lugar por el extraño fenómeno del apartado por los cubeteros. Aún así nos aplastamos bajo el sofocante sol de las 6 de la tarde a esperar mientras nos pasaban edecanes y aficionadas de alta calidad por enfrente y disfrutábamos de unas cervezas para evitar la insolación.
El partido estuvo bien pero lo mejor es la afición, me quito el sombrero.
En la noche estuvimos echando caguama con la familia y más tarde a la revancha de la noche anterior, que desmadre se armó, coqueto y bien aprovechado hasta las 8 am hora en q regresamos a dormir hasta las 2 pm ya para emprender el viaje de vuelta sin mayor novedad, bueno una surreal tienda en medio de la nada cuya sección de libros incluía una colección llamada 100% peluche.

Llegamos de vuelta a eso de las 10 pm y echamos una merecida cena en la gloria. Cansados pero bien y de buenas, un viaje muy recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: